Islam y GGG protagonizan semana histórica para boxeo de Kazajistán

Por Bernardo Pilatti | ESPN Digital


No será una semana cualquiera la que vivirá Kazajistán del 9 al 16 de septiembre. Primero, Kanat Islam (24-0 con 19 KOs) defenderá sus títulos Intercontinental AMB y OMB-NABO de los súper welter en su capital, Astana, frente al invicto canadiense Brandon “Bad Boy’” Cook (18-0 con 11 KOs) y una semana después el también kazajo Gennady Golovkin protagoniza la más esperada de las peleas del 2017 en el boxeo mundial contra Saúl “Canelo” Álvarez.

Kanat Islam junto a su entrenador (izq.) Nelson López Jr. y su Promotor Nelson López Sr.(der.)
Fóto Credito: Lester Silva

La batalla del 9 de septiembre en el Velódromo Saryarka de Astana y ante más de 15,000 fanáticos, no hay dudas que para la afición kazaja será un perfecto abrebocas del plato fuerte que llegará el sábado 16 de septiembre (mañana del domingo 17 en Kazajistán) con la pelea más importante en la carrera de su hijo pródigo: Gennady Golovkin.

Las grandes victorias de GGG le han dado mayor ímpetu al boxeo en este país, donde el deporte de los puños vive un auge sin precedentes, especialmente en el campo amateur.

En 2013 albergó el campeonato mundial masculino, en 2016 el femenino y la Serie Mundial de Boxeo (WSB) ha tenido a los Astaná Arlans como uno de sus grandes animadores.

En el boxeo profesional, Islam parece ser uno de los más avanzados en la misma ruta que ya recorrió Golovkin.

Los objetivos de Islam, van en la misma dirección: ser campeón mundial y hacer historia. Al igual que GGG, Kanat también brilló como atleta olímpico, aunque lo hizo con la nacionalidad china (país en donde nació) y con otro nombre: Silamu Hanati.

Representando a China, si bien es de ascendencia kazaja, participó en los juegos olímpicos 2004 y 2008, ganando bronce en los primeros. También obtuvo medalla en el campeonato del mundo 2007.

Kanat, de 32 años, viene de vencer por decisión unánime al mexicano Norberto González en una pelea realizada en Boca Ratón, Florida, mientras que el canadiense Cook en su última salida al ring, el pasado 28 de enero, noqueó en el séptimo asalto al hasta entonces invicto y también canadiense Steven Butler.

En la pelea del 9 de septiembre serán dos noqueadores frente a frente, en un combate que se presume muy explosivo y con emoción garantizada de antemano.

Para Cook esta será la primera vez que peleará fuera de su país y en declaraciones a la prensa boxística canadiense, no dudó en considerar que la del 9 de septiembre será una auténtica guerra y la catalogó como “la pelea de su vida”.

Kanat Islam entrena para su cita ante Brandon Cooks el próximo 9 de septiembre en Kazajistán. Nelsons Promotions
Por lo pronto y por primera vez, su campamento llegará a las ocho semanas y el viaje a Kasajistán lo emprenderá 10 días antes para mejorar su adaptación en el mismo lugar de la pelea.

Islam no solo será el local y tendrá todo el aliento de su afición, también se juega mucho de su futuro en esta pelea. Una victoria lo llevará al próximo nivel en todos los organismos que lo tienen bien calificado en la división de las 154 libras.

Es el segundo en el ranking de la AMB — solo superado por el número uno y monarca interino, el argentino Brian Castaño — es tercero en el de la FIB y ocupa el séptimo lugar en el de la OMB.

De vencer a Cook, a Islam se le abre un abanico de posibilidades todas de alto interés comercial — léase televisivo — y dónde podría enfrentar al propio Castaño a Erislandy Lara e incluso al vencedor de la pelea por el cetro vacante de la OMB entre Miguel Cotto y Yoshihiro Kamegai que se enfrentan tan temprano como este 26 de agosto en Carson, California.

La batalla de Kanat Islam vs Brandon Cook será de muy alto perfil, ya que cerrará la Exposición Internacional EXPO 2017 en Kazajstán y varios medios indican que entre las personalidades que asistirán a esa cartelera, el propio Gennady Golovkin habría confirmado su asistencia, algo que plantea dudas, no obstante, debido precisamente a la cercanía de su pelea en Las Vegas ante Canelo Álvarez.